Loading... Please wait...
  • Enviamos a Todo el Territorio Nacional
  • Moneda USD BSF

Nuestras Noticias


Planificación del Ciclo de Esteroides

Planificación del Ciclo de Esteroides

¿Qué esteroides se deben utilizar? ¿Cuánto se debe usar y por cuanto tiempo? ¿Qué otras drogas se necesitan en combinación con los esteroides? En realidad no existe una única respuesta correcta a todas esas preguntas.

Quiero hacer énfasis en que ésta no es una recomendación para que todo el mundo utilice estas drogas. Son recomendaciones para su uso por quienes ya han tomado por sí mismos esa decisión.

Lo primero que se debe tomar en cuenta es; saber cuáles son los objetivos y, si estos son metas razonables o tienen que modificarse. Con mucha frecuencia recibo preguntas de gente que busca obtener mucho músculo y al mismo tiempo eliminar el máximo de grasa, quieren saber que drogas son mas suaves y seguras y que pasos seguir. Lo que se debe hacer es, determinar un número de objetivos que no se contradigan entre si. En este artículo, vamos a considerar algunas metas y como se pueden lograr. Es preciso aclarar que en todos los casos estamos hablando del uso de estas drogas por individuos del sexo masculino. Las mujeres deben utilizar dosis mucho mas bajas para evitar problemas de virilización. De hecho, aun con el uso de dosis bajas se puede ocasionar de forma irreversible, efectos adversos como, una voz mas grave, la aparición de vello facial, etc. Por lo que, su uso por parte del sexo femenino es un tema aparte que no se tratara en este articulo.

Masa Muscular

Consideremos la primera meta mencionada: ganar masa muscular. Bien, esta meta depende en gran medida del grado de avance que uno tenga en el entrenamiento o el uso de esteroides. Alguien que ya tiene 40 libras mas de lo que pudiera lograr naturalmente, y que todavía quiere incrementar más con el propósito de competir en culturismo, simple y sencillamente no le será de utilidad la recomendación de usar 500 mg/semana de Sustanon. Cuando mucho, esa dosis le serviría para mantener lo que ha ganado y no perder el músculo lentamente al suspender la droga. Ese atleta no lograría su objetivo con menos de 1 gramo de inyecciones a la semana, en combinación con al menos 50 mg/día de esteroides orales. Y podría necesitar aún más, puesto que ya ha ganado mucho más de lo naturalmente posible y un mayor crecimiento no sera fácil de obtener.

Para un individuo que después de varios años de duro entrenamiento cualitativo, se encuentre cerca de su límite genético en condiciones naturales, es probable que logre excelentes resultados con la misma dosis de 500 mg/semana de Sustanon, e indudablemente lo haría añadiendo también algo de Dianabol.

Otra persona podría estar muy lejos de su limite genético natural, por entrenamiento inadecuado o inconstante o por ser novato. Tal persona puede lograr excelentes resultados sin ningún esteroide anabólico-andrógeno (EAA), y aunque los esteroides pueden aumentar el ritmo de ganancia, no se puede decir o recomendar que se necesite algún régimen farmacológico en particular.

Para alguien mas, quien simplemente desee tener una apariencia y un físico atractivo según las normas convencionales, y que aprecie mucho la condición de su cabello y de su piel; cualquier dosis de Sustanon o Dianabol sería desaconsejable. La probabilidad de un empeoramiento en su piel y la posibilidad de acelerar la caída del cabello no merecería la pena. Estaría mejor con una droga mas suave, que le permita lograr sus metas con un riesgo de salud o cosmético mínimo.

Pérdida de Grasa

Y con respecto a la segunda meta u objetivo: Perder grasa. Esta meta entra en contradicción con la de ganar músculo. Y es que no se puede lograr tanta masa con dietas bajas en calorías como con las de mayor contenido calórico permitiendo aumentos de grasa de quizás 1 libra por semana. La mejor recomendación es de dividir la pérdida de grasa y el incremento muscular en dos fases separadas. Si una persona no está en un nivel de musculación mas allá de lo que se puede lograr naturalmente, en realidad no se necesitan los esteroides anabólicos para bajar la dieta a niveles de grasa tales como 8%. Aunque, el uso de EAA puede hacer la dieta más fácil y mas rápida, especialmente con los endomorfos naturales. No parece que se requiera mucha dosis en esta aplicación. 250 mg/semana de Sustanon o 400 mg/semana de Primobolan sería eficaz. Sin embargo, no es lo mismo para individuos que estén mucho mas allá de sus límites naturales. Reducirían mucho mas rápido con dosis bajas de esteroides que con dosis altas mientras hacen dieta, y algo menor a un gramo por semana, obviamente seria, mucho menos efectivo que las dosis realmente utilizadas (no es inusual el uso de 2-4 gramos por semana en los círculos de élite.)

Seguridad

Los efectos estrogénicos son uno de los serios problemas al usar esteroides. La mayoría de esteroides o se convierten a estrógeno o actúan para incrementar el efecto del estrógeno, particularmente la testosterona, el Dianabol y el Anadrol, aunque la nandrolona (Deca) no es, de ninguna manera, inmune a la conversión. La metenolona (Primobolan), trembolona, oxandrolona, estanozolol (Winstrol), y dromostanolona (Masteron) son esteroides que no se convierten para nada al estrógeno evitando por completo ese problema.

En los compuestos que se convierten al estrógeno, los problemas que se manifiestan incluyen el aumento de inhibición en la producción natural de hormonas (que sin embargo no esta mediada unicamente por el receptor de estrógeno, así que el problema no se resuelve del todo bloqueando al estrógeno), posible ginecomastia (crecimiento anormal de los pechos), problemas en el hígado y retención del agua. Ya hemos discutido con anterioridad sobre agentes antiestrogénicos.

Otra área principal de preocupación con la seguridad de estas drogas es la hepatoxicidad de los anabólicos orales. El Primobolan oral no presenta este problema, pero en tabletas de 5 mg no ayuda en nada a un atleta fisicoculturista. Al menos 100 mg diarios se necesitarían incluso para un efecto leve, y su costo seria prohibitivo. La oxandrolona causa una toxicidad hepática mínima, pero es cara y no es conocida por incrementar en gran medida. El estanozolol causa cierta toxicidad y no es particularmente eficaz. Lo que deja a la metandrostenolona (Dianabol) y la oximetolona (Anadrol). El Dianabol es mas bien suave con el hígado si no se usa por muchas semanas consecutivas. El Anadrol puede hacer sentir mal rápidamente a algunos. Por lo que en mi opinión, si el Dianabol funciona, que sí lo hace para la mayoría de los casos, es la mejor droga de entre los dos. Por lo menos es más agradable para quienes la usan.

Planificación del Ciclo

Lo siguiente a tener en cuenta, después de “¿Cuál droga?” Y “¿Qué dosis?” es cuánto tiempo se debe usar la droga, o qué patrón se debe seguir si las drogas son variadas.

Otra vez, tenemos que considerar las metas de la persona. Si se habla de un profesional de la Federación Internacional de Fisicoculturistas, simplemente no sería realista en estos tiempos, el sugerirle la suspensión de las drogas mientras se está compitiendo. Otros no lo harían y podría caer en desventaja al decidir suspender por unas semanas y permitir a su sistema regresar periódicamente a la normalidad. Por eso, aquí nos referimos a las preocupaciones del atleta promedio que no desea aplicarse drogas permanentemente y que mientras las suspende logre mantener la mayor parte de masa ganada.

Ahora bien, si se va a retener la ganancia, entonces se deben evitar las perdidas al final del ciclo. Esas pérdidas suceden si el eje hormonal natural, que involucra al hipotálamo, la pituitaria y a los testículos, no está produciendo niveles normales de testosterona en el momento en que las drogas anabólicas ya no están proporcionando niveles considerables al sistema. Por cierto, la inhibición de cada uno de estos órganos es, de algún modo, independiente del otro, y diferentes factores se ven envueltos en cada uno de ellos. En futuros artículos abordaremos esos problemas.

Los factores de riesgo para la inhibición son principalmente la duración del ciclo, la selección de esteroides, dosificación y en el caso de esteroides orales, el patrón de dosificación.

En otras palabras, mientras mas largo sea el ciclo mas grande la posibilidad de tener problemas de recuperación. Y al calcular la duración del ciclo, se debe tomar en cuenta la vida media de la droga, y el tiempo que toma para que los niveles de droga inyectada caigan por debajo de los niveles de inhibición. Esto sera varias vidas medias. Por eso, algunas personas hablan de ciclos de 2 semanas usando Sustanon, con interrupciones de 2 semanas, y que luego se repite. Pero se equivocan al creer que están haciendo ciclos de 2 semanas. Porque cantidades importantes e inhibitorias de Sustanon permanecen en el sistema durante las semanas de interrupción, no se logra la recuperación. Si una persona hilvana 4 de estos ciclos seguidos, por ejemplo, estaría bajo esteroides durante 16 semanas y tendría después dificultades para recobrar la producción natural de testosterona. Así que esa no es una solución.

No obstante, el mismo tipo de esquema, puede ser muy exitoso con propionato de testosterona y el uso de antiestrógenos, como se reporta por ejemplo por Alexander Filippidis en un estudio de caso. Con esta droga de corta acción, hay una verdadera interrupción entre ciclos.

Ciclos cortos solos, dejando muchas semanas antes de iniciar un nuevo ciclo, no parece muy eficiente. Por lo general, una verdadera ganancia en fuerza no empieza a llegar sino hasta la tercer semana mas o menos. Mientras que el peso muscular puede lograrse en las dos primeras semanas, pareciera que el cuerpo se adapta a si mismo para hacer el crecimiento muy eficiente en las próximas semanas; o mejor dicho, lo haría si los esteroides estuvieran todavía disponibles. De ahí que no se recomiende hacer ciclos aislados de menos de cuatro semanas como mínimo, y en realidad cinco o seis semanas es probablemente más razonable. En mi opinión, los ciclos de dos o tres semanas son buena idea, únicamente en el caso con drogas de corta duración, con ciclos muy seguidos

Tiene muy poco sentido cortar demasiado corto un ciclo independiente, pues el cuerpo todavía está listo para ganar rápidamente, por otro lado, el uso intenso mas allá de digamos 10 semanas resultara muy probablemente en problemas de recuperación. Además, después de que el cuerpo ya ha crecido bastante y ha estado creciendo por muchas semanas, estará menos dispuesto para crecer más. En ese sentido los ciclos largos son ineficientes y es factible que cause mayores pérdidas después del ciclo. Quizás 6 semanas de alto consumo y 2-4 semanas de uso ligero son aproximadamente lo óptimo para usuarios conservadores.

La elección de un esteroide anabólico es crucial hacia finales del ciclo, por lo que respecta a la inhibición, pero el problema de inhibición no es tan vital al principio. Es decir, si al principio uno le da duro al sistema, pero luego muy suavemente al final, la recuperación será mejor que si la estrategia se empleara al revés.

A pesar de que el Primobolan no sea un anabolizante excepcionalmente fuerte por miligramo, si parece tener un mejor ratio anabólico/actividad inhibitoria que cualquier otro esteroide, y yo lo recomiendo como la inyección a usar en las últimas semanas de un ciclo. No se sabe con absoluta claridad si esta es una propiedad intrínseca del Primobolan. Es posible que sea por el hecho de que no se convierte en estrógeno, y tal vez (esto es especulación) bajas dosis de trembolona pudieran igualmente ofrecer un ratio anabólico/inhibitorio favorable.

Las dosis para este tipo de utilización no son tan claras. Algunas personas han experimentado una muy buena recuperación con un gramo de Primobolan por semana. Aunque, en Estados Unidos ese uso resultaría muy caro. Pero, en general yo no se si la mayor parte de usuarios tendrían una buena recuperación con tal dosis. Con 400 mg/semana basta para saturar los receptores de andrógeno (Ras) y es una medida más conservadora para las últimas semanas del ciclo.

Por lo que se refiere a los anabólicos orales, las dosis de una vez al día tienen como resultado una mucho menor inhibición que con dosis divididas. No se sabe a que hora del día es lo mejor tomarlas, pero su uso matutino ha sido exitoso y tiene lógica, pues por la noche y temprano en la mañana ya habría muy poca droga en el cuerpo, que es cuando la producción de HL y testosterona natural está a tope. En consecuencia, el cambio en la dosificación a solo una vez por día tiene sentido.

Sin embargo, nuestro objetivo durante el ciclo en su conjunto, no puede reducirse solamente a minimizar la inhibición. Si así fuera, la respuesta sería simplemente no tomar esteroides o usar muy poco.

En las fases tempranas del ciclo, si realmente se quiere lograr una ganancia importante, entonces se debe aceptar la inhibición. Y de ninguna manera porque la inhibición en si misma conduzca a obtener ganancias, sino porque sencillamente hay inhibición mediada por el receptor de andrógeno, y por lo tanto, niveles altos de andrógeno causarían inhibición. Y mientras la inhibición esté ocurriendo de todas maneras, igualmente la ganancia puede ser tanta como sea posible. No veo el objeto de los términos medios. Ya sea ganar lo máximo posible, o adecuarse uno mismo para la recuperación sin dejar de lograr ganancias aceptables o por lo menos mantener lo que se ha logrado.

Las propiedades inhibitorias del esteroide usado, en la parte inicial del ciclo son menos importantes que sus propiedades de obtención de masa.

Dos anabólicos son los dueños y señores: la testosterona y la trembolona (que se encuentra en el Parabolan o en preparaciones inyectables ilícitas de Finaplix.) Estos esteroides parecen ser más efectivos que cualquier otro inyectable en cuanto a la construcción de músculo.

Se pueden combinar para sacar el máximo provecho: puesto que es improbable que uno pueda permitirse u obtener grandes cantidades de Parabolan, vale la pena agregar testosterona con el fin de lograr una dosis total mas alta y por ende, mayores resultados. Además puede haber un efecto sinérgico. No obstante, la trembolona en si, y particularmente combinada con Dianabol, puede ofrecer excelentes resultados. Los EAA orales aportan sus propios beneficios, no porque se unan a diferentes receptores , sino probablemente por su acción directa en el hígado, que produce varios factores de crecimiento.

¿Qué Decir de Otros Esteroides Inyectables?

No veo mucho sentido en la complementación de fármacos inyectables débiles como el Deca o Primobolan en la etapa intensa del ciclo. Aunque por un lado, probablemente no hagan daño – si se adhieren al RA, ofrecerán esencialmente la misma acción que la testosterona- si la fase es intensa, ya existen suficientes esteroides para saturar los receptores. No hay un beneficio real.

Y hay muy poco beneficio de cualquier posible actividad no mediada por RA, pues estas drogas no parecen tener mucho si acaso tuvieran tal efecto. Ni tampoco actúan en la reducción de efectos secundarios de los anabólicos más pesados. Así que no tiene caso usarlos en la fase intensa del ciclo.

Los efectos adversos de la testosterona son la principal razón por la que la gente se ha interesado en drogas mas débiles como el Deca. Sin embargo, con un inhibidor de aromatasa efectivo como el Cytadren a 250 mg/día, combinado con un efectivo receptor de andrógeno antagonista como el Clomid a 50-100 mg/día, la testosterona se vuelve comparable al Deca en términos de efectos secundarios por la misma dosis de droga.

(Nota del Autor – Mayo 2011: Hace años, los inhibidores de aromatasa como el Arimidex y letrozole eran mucho mas caros que el Cytadren y mucho menos disponible, por lo que en el pasado se usaba con frecuencia el Cytadren en funciones de inhibidor de aromatasa. Hoy, ese uso ya se ha descontinuado.)

A ciertas personas les parece que el Proscar minimiza los efectos causados en la piel y el cabello, el uso de la testosterona. La objeción de que una conversión reducida a dihidrotestosterona (DHT) reduzca el crecimiento muscular puede tener alguna validez. Esto podría ser cierto ya sea por pérdida de actividad de la DHT en el tejido nervioso, o por la posible perdida de los efectos no mediados por el RA del androstanediol, un metabolito de DHT, o bien, un efecto indirecto que no ocurra en el propio tejido muscular. La DHT en si misma no es un anabólico eficaz para el tejido muscular.

Si se decide usar Proscar para atenuar el riesgo de perdida del cabello, sugiero su uso tópico sobre el cuero cabelludo, o si se toma oralmente, no se debe exceder la dosis recomendada para el uso clínicamente indicado.

Recuperación

Existe un efecto secundario que no se puede bloquear: Si uno usa durante meses altas dosis de testosterona y/o trembolona, y luego termina el ciclo, habrá pérdida de músculo por la mala recuperación. La producción de hormonas luteinizantes será baja, y debido a que ha estado baja por un tiempo, muy frecuentemente toma tiempo para que la glándula pituitaria vuelva a producirlas con normalidad. Puede ser que también haya ocurrido atrofia testicular, aunque esto se puede evitar mediante el uso ocasional de HCG en la fase intensa del ciclo.

Debido a los problemas de recuperación, lo más razonable es limitar la fase pesada a 5-8 semanas, para luego cambiar a Primobolan durante las últimas semanas del ciclo, empezando dos semanas después de la última inyección de éster de acción prolongada. De manera simultánea, se pueden tomar esteroides orales una vez al día.

Si se han utilizado esteres de acción prolongada, entonces la droga existente de la fase intensa tendrá una eficacia anabólica muy significativa de 2 a 3 semanas después de la inyección, dependiendo de la dosis y por lo tanto, no habrá necesidad de usar esteroides inyectables durante esas semanas. Después de ese punto,, si el Primobolan no esta disponible, uno querría continuar con dosis de fármacos orales una vez al día o bien, dosis muy bajas (100mg/semana) de testosterona y usando antiestrógenos. Sin embargo, es preciso lograr un equilibrio: Hay una situación intermedia en la que no nos quisiéramos encontrar. Existe un margen en el que todavía hay un efecto anabólico, mientras se tiene muy poco efecto inhibitorio, pero una vez pasado este margen, aún se tiene un leve efecto anabólico, aunque ya hay una inhibición considerable. No es deseable pasar mas tiempo del necesario en este punto medio, sino pasar por el de forma relativamente rápida. Ya en la fase ligera, la dosis debe permanecer lo suficientemente baja para permitir que la recuperación de la producción natural de hormonas se efectúe.

El uso de Clomid debe continuar hasta que se esté seguro que los niveles naturales de testosterona hayan vuelto a la normalidad.

Finalmente, no es posible dar una respuesta para todos. Es normal que diferentes individuos tengan distintas necesidades. Lo anteriormente expuesto son en general, recomendaciones apropiadas para fisicoculturistas razonablemente conservadores que buscan resultados importantes. Y quienes aspiren a obtener resultados mas moderados o mas extremos necesitaran ajustar su planificación en consecuencia.



Todos los Derechos Reservedos Sterolandia 2018 | Desarrollado por e